Historia

El pionero que únicamente busca lo perfecto

”Debe poderse hacer más fácil –y mejor”, pensó el carpintero industrial Poul Erik Jespersen cuando hace más de 20 años estaba inclinado sobre la lijadora manual en su puesto de trabajo en una fábrica de muebles. El pensamiento se hizo idea y tras ocho años de desarrollo se convirtió en un sistema de lijado patentado de prestigio internacional, que actualmente es distribuido por todo el mundo.

Comenzó con soluciones de lijado en la industria de la madera, pero pronto Poul Erik Jespersen pudo constatar que otros sectores requerían soluciones de lijado parecidas. Por ello también se idearon soluciones de lijado para la industria del metal y del composite.

El sistema de lijado puede montarse en prácticamente todas las máquinas existentes, siempre y cuando la máquina esté equipada con un eje y con un motor controlado por variador. Este último requisito es determinante para poder lograr la velocidad adecuada. Ello implica que el cliente generalmente puede utilizar máquinas existentes, evitando así tener que invertir en máquinas nuevas.

Solo mejorando lo perfecto la compañía puede seguir siendo líder en el mercado. Por ello  pionero y su equipo están constantemente buscando nuevas y mejores soluciones.

Se trata simplemente de calidad –y no sólo de calidad superficial.

”Tenía un sueño –y no dejo de perseguirlo”

Cuando un sueño se hace realidad es importante asegurar que continúe vivo con el mismo espíritu. Por ello tenemos un una visión y una misión que nos enseñan el camino en todo aquello que ofrecemos a nuestros clientes. Siguiendo la visión y la misión nos asegura también perseguiremos el sueño de crear soluciones de lijado únicas.

Nuestra visión y misión:

¿Por qué estamos aquí?

El lijado de superficies puede hacerse más fácil y mejor que con el tradicional lijado manual. 

¿Qué queremos? 

Queremos ser reconocidos como los que más saben de lijado de superficies. Este reconocimiento tiene que venir de nuestros clientes, distribuidores y de la prensa. 
 

¿Cómo lo logramos? 

En Flex Trim debemos desarrollar, construir y recopilar el conocimiento sobre el lijado de superficies con el fin de poder proporcionar las mejores soluciones de lijado a nuestros clientes.

La idea está garantizada con patentes

Con tal de garantizar que nuestras ideas continúen siendo nuestras, hemos reforzado nuestras soluciones únicas a través de una serie de patentes y homologaciones. Estamos orgullosos de nuestras homologaciones y patentes, porque demuestran que es posible conservar los sueños y la realidad en beneficio de nuestros clientes que buscan resultados de lijado óptimos y eficaces. Nuestros  clientes tienen la certeza de recibir un producto de alta calidad –no solo una calidad superficial, sino en todos los procesos que van desde que se detecta la tarea a realizar hasta la instalación definitiva de la solución. 

Flex-Trim A/S no llega a la meta hasta les vaya bien a nuestros clientes. Solo entonces se ha cumplido el sueño.

¿Por qué elegir Flex Trim?

Son muchas las razones por las que conviene trabajar con Flex Trim.

Poseemos unos conocimientos amplios y sólidos que nos han convertido en líder en el mundo del lijado. Estos conocimientos también son también nuestra garantía de que en todo momento vayamos por delante y estemos al día en el mundo del lijado de cepillos.

Nuestros conocimientos son sus conocimientos. Promovemos la mejor calidad de sus productos mediante un asesoramiento amplio y profesional que necesariamente comprende todas las fases de su producción. 

Contamos con un laboratorio de pruebas en nuestra fábrica situada Glyngøre, Dinamarca. Ello permite que nuestros clientes nos envíen sus piezas, y a partir de allí podemos encontrar la mejor solución.

Procuramos trabajar con plazos de entrega de una semana, no solo con el fin de prestar un buen servicio sino también porque somos de la opinión que no es necesario invertir en stock. Si resultara que nuestros productos no son útiles para nuestros clientes, aceptamos su devolución.

Como ven las razones son muchas, pero una cosa está clara “La calidad no es solo superficial”.